¿La FDA regula el Ormus?

El Ormus, suplemento alimenticio ajustado a las regulaciones de la FDA

La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) regula los suplementos alimenticios como alimentos, no como medicamentos. Esto significa que los fabricantes de suplementos alimenticios no tienen que probar la eficacia o seguridad de sus productos antes de ponerlos a la venta. La FDA solo puede tomar medidas contra los suplementos alimenticios que se consideran peligrosos.

La falta de regulación por parte de la FDA en cuanto a los suplementos alimenticios ha permitido la comercialización de muchos productos, entre ellos, el Ormus. A pesar de que no hay soporte institucional que respalde sus beneficios, miles de personas en el mundo lo consumen desde décadas, reportando beneficios indiscutibles y lo hacen con convicción de los resultados obtenidos.

El Ormus es un producto que gracias al compartir digital de miles de comunidades en linea, se ha conocido en los últimos años como un acelerador de curas para un gran número de enfermedades. Gracias a los testimonios comprobados de miles de consumidores regulares que reportan beneficios al incluirlos en su dieta alimenticia.

La FDA no ha evaluado el Ormus como un suplemento alimenticio y no ha emitido ninguna declaración sobre su seguridad o eficacia, por lo que da paso a que muchos fabricantes del mundo puedan comercializarlo sin ninguna clase de riesgos, dado que menos del 15% de los cientos de miles de consumidores en el mundo han reportado alguna contraindicación de riesgo que atente contra su salud a causa del consumo de Ormus.

La ley que regula los suplementos dietéticos en Estados Unidos se llama Ley de Suplementos Dietéticos de 1994. Esta ley fue promulgada porque la FDA estaba preocupada por la seguridad de los suplementos dietéticos. La ley establece que los fabricantes de suplementos dietéticos deben etiquetar sus productos de manera precisa y deben cumplir con ciertos estándares de seguridad como los que usamos en nuestro producto. Sin embargo, la ley no exige que los fabricantes de suplementos dietéticos prueben la eficacia o seguridad de sus productos.

La FDA ha tomado medidas contra algunos suplementos dietéticos que se consideran peligrosos. En 2013, la FDA ordenó a la empresa GNC retirar del mercado un suplemento dietético llamado GNC Mega Men Platinum porque se encontró que contenía niveles elevados de plomo. En 2014, la FDA ordenó a la empresa Nature Made retirar del mercado un suplemento dietético llamado Nature Made 5-HTP porque se encontró que contenía niveles elevados de serotonina.

A pesar de las acciones de la FDA, todavía hay muchos suplementos dietéticos que se venden en Estados Unidos y el mundo que no cumplen con los estándares de seguridad. La FDA no tiene recursos suficientes para probar todos los suplementos dietéticos que se venden en el mercado. Por esta razón, es importante que los consumidores sean conscientes que nuestro producto cumple con estos estándares que garanticen su consumo seguro.

Ormus Mana de Venezuela no es un medicamento

En Venezuela, la regulación legal que es más flexible que la FDA es la Ley de Productos Naturales. Esta ley establece que los productos naturales no están sujetos a los mismos requisitos de seguridad y eficacia que los medicamentos. Esto significa que los fabricantes de productos naturales no tienen que probar la eficacia o seguridad de sus productos antes de ponerlos a la venta.

La Ley de Productos Naturales ha sido criticada por ser demasiado flexible y por permitir la venta de productos naturales que pueden ser peligrosos. Sin embargo, la ley también ha sido elogiada por permitir la venta de productos naturales que pueden ser más asequibles y accesibles que los medicamentos, entre ellos nuestro Ormus tradicional.

En Latinoamérica, la regulación legal que es más flexible que la FDA, es muy cambiante de país en país. Por ejemplo: en algunos países, como Brasil y Argentina, la regulación legal es similar a la de los Estados Unidos. En otros países, como México y Colombia, la regulación legal es más flexible.

En general, la regulación legal de los productos naturales en Latinoamérica es más flexible que la de los Estados Unidos. Esto se debe a que los países latinoamericanos tienen diferentes prioridades y objetivos en materia de salud. Por lo que reforzamos que nuestro Ormus es 100% natural y a nadie le hace mal estar mal alimentado.

Es importante resaltar que la Ley de Suplementos Dietéticos de 1994 establece ciertos estándares de seguridad para los fabricantes de suplementos dietéticos, pero no exige que prueben la eficacia o seguridad de sus productos. Esto deja un vacío legal que permite la comercialización de productos como el Ormus sin regulación por parte de la FDA, dando paso al acceso de sus beneficiando para la salud de quienes lo consumen.

Espero que esto pueda darle la tranquilidad de consumir nuestro Ormus tradicional el cual cuenta con todas las medidas de seguridad necesarias para garantizarle un suplemento alimenticio de alta gama a un precio súper accesible a la economía venezolana.

Siempre a su servicio

Team Editorial de

Ormus Maná Venezuela.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *